Author: VÍCTOR YANES (VÍCTOR YANES)

Home VÍCTOR YANES
Entrada

No me representa

Una expresión que detesto: NO ME REPRESENTA. Dicha expresión, generalmente pronunciada con un tono enfático, es un modismo, una coletilla anunciadora de un discurso rotundo y reactivo y que surge de la convicción interna de sentirte intensamente ofendido. “No me representa” sugiere una maquillada justificación del derecho al odio, al rechazo, a ejecutar las diferentes...

Entrada

Irónicamente hablando

El dinero fácil abre el apetito, por fácil y por prohibido. Oler el aroma de la felicidad tramposa es una de las experiencias más morbosamente fascinantes. Quizá, esta inclinación desmesurada, difícil de justificar y en cierto modo sucia y hermosa, se deba a la machacante programación educacional recibida, que entierra sus sólidos cimientos en la...

Entrada

Para cualquier oficio hay personas

Trabajar para tener dinero, no se conoce otra manera de sacar el cuello en medio de la marejada. Se me ocurren un buen número de actividades ilegales, salvoconductos sórdidos y necios para experimentar otra forma de libertad. Para los trabajadores colmados de ética, el horario laboral es una experiencia de inducción al sueño, amaneciendo día...

Trabajando como un jabato
Entrada

Trabajando como un jabato

Escribir para ser visto. Evitar la caída en el vacío tétrico del silencio cuando deseas, deseas mucho, compartir con otros. Transmitir, comunicar y reafirmarte; mi existencia carece de otro significado que no sea la transmutación de estas tres palabras en una realidad tangible. Me gusta hacer una crítica como me gusta tener dinero, sentirme físicamente...

Entrada

De lógica aplastante

Embarque urgentemente por la puerta número cinco. A través de la megafonía del aeropuerto de Fuerteventura, una voz mustia y sin sentimientos anuncia el final de mis vacaciones. En unos minutos, el avión en el que regreso a casa cruzará las nubes bajas y negras que veo desde la terminal aeroportuaria, y mi sueño fugaz...

Entrada

El insensato

A veces me tiro al monte, perpetro una intentona de dimisión masiva y justifico mi ausencia alegando que estaba ocupado en hacer la guerra por mi cuenta. Fundo partidos políticos, sindicatos, clubes de fútbol, religiones con sus templos en los que sermoneo embebido por mi caudalosa oratoria que no conduce a ninguna parte. Me pienso...

Entrada

Urge la vida

Esa cosa demencial y aciaga de encender hogueras para denigrar personas, y en las que cualquiera de nosotros, algún día, puede acabar ardiendo, con los huesos carbonizados por nada. Negar quienes fuimos hace 30 años complica las cosas y dificulta el entendimiento. Somos los hijos de nuestros padres y hombres y mujeres de nuestro tiempo,...

Entrada

Es lo fácil

Una breve estancia en las habitaciones irreales de los sueños, es lo fácil. Ahora, que ya sé que existen de verdad los Reyes Magos y el Ratoncito Pérez, reivindico con sorprendente entusiasmo la necesidad de la palabra serendipia, la magia del tarot y los humos del puro que, expulsados desde mi bocaza llena de verbos...

Entrada

Lo habéis vuelto a hacer

Cretinos todos, lo habéis vuelto a hacer. Os va la marcha, el cuerpo a cuerpo, la movilización reactiva y pasional, argumentar y contraargumentar, guerra de guerrillas, movimientos de reafirmación y la urgente e inaplazable declaración de lealtad al credo moral, ético y político hasta que el ocaso de la batalla se hace palpable, en el...

Entrada

El beso

Se me ocurren varias frases, en absoluto descabelladas: un atracón de fantasías sexuales construidas en silencio, un empacho áspero de deseo, un anhelo despreciable por sentirse dominador sin consentimiento, o igual nada de eso. Es posible que fuera un acto repentino sin pensar, un acto reflejo deleznable propiciado por el vapor embriagador de la testiculina;...