Author: VÍCTOR YANES (VÍCTOR YANES)

Home VÍCTOR YANES
Entrada

Como el reguetón

La corriente del pensamiento imperante es una moda como el reguetón. Pasará. El sonido del reguetón surte un milagroso efecto en la mente y excita el corazón primitivo de sus oyentes, al tratarse de un delirio circular de voces roncas y desagradables repitiendo un mensaje que reordena los ánimos de las fieras humanas y las...

Entrada

La dimisión

No estaría mal dimitir durante cinco días, poder desocuparme del todo, abandonar el trabajo no teniendo claro si lo más recomendable para mi salud mental es volver como hizo el presidente Sánchez. Desde que el presidente del Gobierno de España anunció que se retiraba al calor de la soledad de su palacio para pensar en...

Entrada

La huelga de hambre

¿Quién dijo que todo estaba perdido? Los estómagos hambrientos en resistencia han entrado en el mundo desconocido de los dos dígitos. Continúan pasando los días, la energía de la batalla abandona los cuerpos y la mente hará su trabajo de emborronar los sueños de hincarle el diente a un buen bocado. Un puñado de valientes...

Entrada

Los poderosos viven en Las Vegas

El problema no es el fin del mundo, ni las evidencias científicas, ni la ocurrencia frecuente de lluvias torrenciales, ni los virulentos huracanes y tifones que arrasan con poblaciones enteras. El problema no son las erupciones volcánicas, los maremotos, los terremotos o la severidad de los efectos del cambio climático, los terroríficos incendios forestales, las...

Entrada

Darse cuenta

Lo mejor de todo es haberme dado cuenta. Una vez superado el escepticismo de negar la realidad y habiéndome librado de las garras de la necesidad de comulgar indispensablemente con alguna doctrina, siento que lo único que me queda es vivir largo y ancho. Soy un hombre de acción y me pongo ello. Acabé con...

Entrada

No me representa

Una expresión que detesto: NO ME REPRESENTA. Dicha expresión, generalmente pronunciada con un tono enfático, es un modismo, una coletilla anunciadora de un discurso rotundo y reactivo y que surge de la convicción interna de sentirte intensamente ofendido. “No me representa” sugiere una maquillada justificación del derecho al odio, al rechazo, a ejecutar las diferentes...

Entrada

Irónicamente hablando

El dinero fácil abre el apetito, por fácil y por prohibido. Oler el aroma de la felicidad tramposa es una de las experiencias más morbosamente fascinantes. Quizá, esta inclinación desmesurada, difícil de justificar y en cierto modo sucia y hermosa, se deba a la machacante programación educacional recibida, que entierra sus sólidos cimientos en la...

Entrada

Para cualquier oficio hay personas

Trabajar para tener dinero, no se conoce otra manera de sacar el cuello en medio de la marejada. Se me ocurren un buen número de actividades ilegales, salvoconductos sórdidos y necios para experimentar otra forma de libertad. Para los trabajadores colmados de ética, el horario laboral es una experiencia de inducción al sueño, amaneciendo día...

Trabajando como un jabato
Entrada

Trabajando como un jabato

Escribir para ser visto. Evitar la caída en el vacío tétrico del silencio cuando deseas, deseas mucho, compartir con otros. Transmitir, comunicar y reafirmarte; mi existencia carece de otro significado que no sea la transmutación de estas tres palabras en una realidad tangible. Me gusta hacer una crítica como me gusta tener dinero, sentirme físicamente...

Entrada

De lógica aplastante

Embarque urgentemente por la puerta número cinco. A través de la megafonía del aeropuerto de Fuerteventura, una voz mustia y sin sentimientos anuncia el final de mis vacaciones. En unos minutos, el avión en el que regreso a casa cruzará las nubes bajas y negras que veo desde la terminal aeroportuaria, y mi sueño fugaz...